Ciudad de Totana Noticias

Top of Page Menu

La Policía Local detiene a un total de 11 personas durante las semanas que se han celebrado las fiestas patronales de Santa Eulalia por diferentes delitos

La Alcaldía y la Concejalía de Policía agradecen la labor que ha realizado este Cuerpo durante estos días para garantizar la seguridad ciudadana y convivencia, así como su coordinación con Guardia Civil y Protección Civil

La Policía Local de Totana ha procedido a la detención de  un total de 11 personas durante las semanas que han durado las fiestas patronales en honor a Santa Eulalia de Mérida por la comisión de diferentes delitos, según informan fuentes de al Jefatura de este Cuerpo.

Durante estos días se han efectuado detenciones a una persona por un delito por violencia de género; 2 por sustraer diverso material en comercios de la localidad; uno por atentado contra la autoridad, resistencia, desobediencia, amenazas y negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica; 4 detenidos por conducir un vehículo a motor superando la tasa de alcohol en sangre;  y otros 3 por conducir un vehículo sin haber obtenido  nunca el permiso o licencia de conducción.

La jornada que más detenciones se efectuaron fue la tarde y noche del pasado 24 de noviembre.

Desglose actuaciones policiales previas y jornadas fiestas patronales

Precisamente, ese día, siendo las 17:15 se recibió aviso en la sala 092 informando de un intento de hurto que había tenido lugar en un comercio local, pero que finalmente pudo ser repelido por la dependienta.

Según el relato de lo sucedido, habían sorprendido a un chico joven con varios vestidos de ropa intentando escapar por la puerta de la tienda, que en ese momento se disponía a abrir.

La descripción aportada correspondía a un individuo joven delgado, de baja estatura, piel oscura y que vestía ropa, gorra y mochila, todo de color negro, así como que iba acompañado de otro joven de semejantes características.

La patrulla inició la búsqueda por los alrededores, localizando finalmente a dichos individuos, naturales de Ecuador, quienes portaban en ese momento el material que habían sustraído en diferentes comercios, así como herramientas para inutilizar los sistemas de alarma de los productos, un arma blanca contundente y una pequeña cantidad de droga en un recipiente de plástico.

Tras realizar las averiguaciones oportunas, se pudo contactar con la dependienta de otra tienda de ropa donde habían sustraído 7 camisas que todavía portaban las etiquetas. Los detenidos, acusados de un delito de hurto, así como el material incautado fueron entregados en el Cuartel de Guardia Civil del puesto de Totana, que continuó con las diligencias oportunas.

El mismo día un ciudadano de origen ecuatoriano, con residencia en Totana, fue detenido tras estar implicado en un delito contra la seguridad vial, al ser el causante de un accidente de tráfico con resultado de daños en un inmueble.

Siendo las 18:15 se recibió aviso en la Jefatura de Policía Local de un accidente que había tenido lugar en una calle peatonal, muy próxima a la avenida de Lorca, en una zona muy transitada de casco urbano.

Al parecer, según los llamantes, el conductor presentaba inequívocos síntomas de ir ebrio y tenía intención de marcharse del lugar, por lo que la patrulla policial se personó de inmediato en la zona, donde localizaron a dicha persona.

Tras comprobar la veracidad de lo sucedido, el conductor fue sometido a la prueba de detección alcohólica, arrojando un resultado que multiplicaba por 4 la tasa máxima permitida, por lo que fue acusado de un delito contra la seguridad vial.

Seguidamente, siendo las 20:45 horas, se personó en dependencias policiales un hombre solicitando ayuda, ya que en el domicilio donde reside junto con otros compatriotas había un individuo violento que estaba agrediendo a su pareja y destrozando la vivienda. En dicha residencia acudieron conjuntamente una patrulla de Guardia Civil y una patrulla de Policía Local, procediéndose a la detención del sujeto, también de origen latino.

Finalmente, siendo las 21:30 horas del mismo día, un vecino de Totana solicitó la presencia policial en la calle Panamá de esta localidad, debido a que el conductor de una furgoneta había golpeado su vehículo y al requerirle para confeccionar el parte amistoso, había recibido amenazas y gritos.

Según la llamada, dicho individuo se encontraba además bebido y pretendía marcharse del lugar. Desplazado al lugar un agente de la Policía Local, requirió al conductor para que realizase el parte amistoso, negándose en reiteradas ocasiones, mostrando una actitud desafiante.

Igualmente, se le solicitó el permiso de conducir y la documentación, a lo que se siguió negando. Asimismo, se negó a realizar la prueba de detección alcohólica, por lo que se le informó que su actitud era constitutiva de varios delitos (desobediencia y negativa a someterse a las pruebas) y se podría proceder a su detención.

Sin embargo, el individuo respondió poniendo las manos delante, inmóvil, en actitud soberbia,  momento en el que el agente procedió a su detención, en principio sin oponer resistencia, pero, al llegar a la puerta del coche patrulla, el individuo comenzó a oponer una resistencia muy grave, así como a propinar patadas y arañazos, profiriendo amenazas de muerte contra el agente, incluso estando esposado por delante.

Tras la agresión, se tiró al suelo, donde siguió dando patadas y ofreciendo una feroz resistencia, por lo que ante la imposibilidad de introducir al individuo al patrulla sin llegar a ocasionar graves lesiones tanto a él como al agente actuante, se solicitó apoyo a la sala 092.

De inmediato, otro agente se desplazó al lugar con un vehículo policial adaptado con mampara de protección, pudiendo finalmente introducirlo y proceder al traslado a la Jefatura de la Policía Local.

El sujeto, natural de Ecuador,  fue detenido acusado de varios cargos, entre los que se encuentran, resistencia, desobediencia y atentado a agente de la autoridad, amenazas de muerte y negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica.

Otras actuaciones policiales

La mañana del 25 de noviembre, siendo aproximadamente las 12:00 horas, la patrulla policial observó un vehículo que circulaba realizando una conducción errática por el centro de localidad, concretamente por la plaza de la Constitución,  por lo que se procedió a dar el alto a su conductor, momento en el que los agentes comprobaron que se encontraba en evidente estado de embriaguez, y fue sometido a las pruebas de detección alcohólica, arrojando un resultado que quintuplicaba el máximo legal permitido.

El conductor, de nacionalidad boliviana, fue detenido por un delito contra la seguridad vial. En los antecedentes de dicho individuo  se pudo comprobar que constaban 3 antecedentes por los mismos hechos.

A las 20:45 horas del mismo 25 de noviembre, se observó un vehículo que circulaba de manera anormal por el casco urbano de Totana, procediendo a la identificación de su conductor, natural de Ecuador, y a la comprobación de que nunca había obtenido el carnet de conducir, motivo por el que fue detenido.

Ya en la madrugada del día 2 de diciembre, a las 2:20 horas, los agentes observaron un vehículo realizando su incorporación a la avenida Juan Carlos I de esta ciudad a una velocidad anormalmente reducida, y dando acelerones, por lo que se procedió a dar el alto al vehículo.

Al identificar al conductor, natural de Marruecos, éste desprendía un fuerte olor a alcohol, a la vez que los agentes observaron los ojos brillantes y las pupilas dilatadas, por lo que se le realizaron las pruebas oportunas, dando una tasa de 1,13 mg/litro en aire espirado, motivo por el que fue detenido.

El día 6 de diciembre, sobre las 13:25 horas, se pudo ver un ciclomotor marca Honda circulando por la avenida Juan Carlos I, observando al conductor del mismo que era un individuo natural de Totana, que había sido detenido en otra ocasión anterior por conducir sin licencia o permiso.

Se procedió a darle el alto al vehículo, comprobando que el conductor del mismo seguía conduciendo careciendo de cualquier licencia o permiso, motivo por el que fue también detenido.

El día 8 de diciembre, a las 19:35 horas, se observó un ciclomotor que circulaba por dirección prohibida, no respetando la señal R101 (entrada prohibida), por lo que se procedió a darle el alto.

El conductor, natural de Marruecos, reconoció que no tenía permiso o licencia para conducir, comprobando la veracidad de lo manifestado en la base de datos de Tráfico, y procediendo a la detención del mismo.

Por último, a las 19:20 horas del día 10 de diciembre, agentes de la Policía Local fueron requeridos por agentes de la Guardia Civil del puesto de Totana, ya que tenían parado un vehículo cuyo conductor tenía síntomas de conducir bajo los efectos del alcohol.

El conductor, natural de Ecuador, fue requerido para realizar las pruebas oportunas, dando una tasa de 1,17 mg/litro en aire espirado, procediéndose a su detención.

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Ciudaddetotananoticias.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2024413
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Avatar Internet, S.L.L. a tratar dichos datos de forma informática y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en Avda. General Aznar 62, 2º A 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@ciudaddetotananoticias.com